Descripción del proyecto

Almuñecar

Hablar de Almuñécar es hablar de historia, cultura, sol y playa, gastronomía mediterránea con raíces árabes, deportes, fiestas… una ciudad ideal para olvidar la rutina y el estrés y disfrutar de nuestras variadas propuestas. Nuestro municipio combina la tranquilidad de un pueblo del litoral mediterráneo que mantiene sus costumbres y tradiciones, con la oferta cultural y de ocio de un Municipio Turístico.Sea cual sea la motivación inicial para visitar Almuñécar, una vez llegues al pueblo observarás que se os abre un amplio abanico de posibilidades, ya que tendrás tiempo para broncearte en una de nuestras 26 playas, pasear por el casco antiguo y zona comercial, practicar deportes de mayor o menor intensidad, disfrutar de la rica gastronomía y platos típicos de la zona en diferentes chiringuitos, bares, restaurantes… asistir a algún evento cultural de primer orden o si estás dispuesto a perder unas horas de sueño, disfrutar de los pubs y discotecas hasta el amanecer.
Una vez que estés aquí y disfrutes de nuestra calidad de vida comprenderás por qué es una ciudad de visita obligada y ciudad de residencia deseada.Almuñécar y La Herradura está situada al pie de un fértil valle tropical arropado por las sierras granadinas al Norte, los acantilados de Maro y Cerro Gordo al Oeste y el Mar Mediterráneo al Sur, esto convierte Almuñécar en un lugar idóneo para los amantes de la naturaleza y para la práctica de deportes al aire libre que tanto el mar como la montaña pueden ofrecer, sin olvidar que tenemos un clima privilegiado de suaves temperaturas durante todo el año que permite la práctica de estos deportes en cualquier estación. Si este es su caso, debe saber que Almuñécar y La Herradura cuenta con un gran número de empresas especializadas que ofrecen la posibilidad de aprender, mejorar o simplemente practicar ese deporte que tanto le gusta, siempre bajo la supervisión de monitores cualificados y experimentados.
Las torres vigía que jalonan el litoral sexitano y el Castillo de San Miguel que se yergue coronando la población son herencia de los alrededor de ochocientos años de presencia musulmana en la zona. Los cristianos edificarían la Iglesia de La Encarnación, el Pilar de la Calle Real, el Palacete de La Najarra, edificio neo-islámico que alberga la Oficina Municipal de Turismo, o las esculturas que embellecen la población, como el Monumento a Abderramán I, el dedicado a los Fenicios o el Arco en honor a Blas Infante.

Contenido obtenido a través de www.turismoalmunecar.es